Billy The Kid: 129 años sin perdón

1. Introducción

Hoy, 06 de enero, se celebra la Epifanía ante los Reyes Magos -o, simplemente, la Fiesta de Reyes- y el fin de la Navidad. Esta celebración -al igual que la Pascua, el Día de la Independencia, el Día de la Madre, el Día del Padre, la Navidad y el Año Nuevo- es muy importante entre los internos de diversos centros penitenciarios pues el gobernante de turno aprovecha esta ocasión para conceder innumerables gracias.

En Paraguay, por ejemplo, tras el comunicado titulado “El Gobierno concedió indultos por Fin de Año y de Reyes“, se dio a conocer que el Presidente Lugo otorgó 85 indultos a través del Decreto No. 5.936.

Me califico como un detractor de las gracias presidenciales pues creo en la independencia del Poder Judicial y que el indulto o la conmutación de la pena no es más que una intromisión injustificada -salvo por razones humanitarias- en la justicia penal. Por esta razón, hace algunos días me llamó la atención una nota de prensa que circuló por todo el mundo pues creo que es una clara manifestación de cómo la concesión de las gracias presidenciales ha degenerado: el indulto póstumo solicitado a favor del vaquero Billy The Kid.

En las líneas siguientes analizaré la leyenda que se teje sobre aquel mítico personaje y el indulto gestionado al interior del Gobierno de Nuevo México.

2. La leyenda de Billy The Kid
The Simpsons Treehouse of horror 13

Una figura emblemática de la cultura popular norteamericana es, sin lugar a dudas, Billy The Kid. Este personaje ha sido fuente de inspiración de libros, más de veinte películas, documentales y música -por ejemplo, el célebre Bon Jovi lo nombra en “Billy get your guns“, mientras que el grupo argentino Attaque 77 compuso, en su memoria, la canción titulada “Como Billy The Kid“-. Este ícono también ha aparecido en diversas series de televisión como “The tall man”, “Maverick” y “Los Simpsons” -en “The Simpsons Treehouse of horror XIII“, Billy The Kid aparece convertido en zombie-.

Quizás por este raigrambre popular es que durante ocho años, el gobierno de Nuevo México recibió gran cantidad de peticiones de indulto a favor de Billy The Kid, también conocido como Henry Antrim o William H. Bonney.

3. Los crímenes de The Kid
William H. Bonney o Billy The Kid

No se sabe la fecha exacta del nacimiento de Billy The Kid, sin embargo, se cree que fue el 23 de noviembre de 1859. En 1877, tras la muerte de su madre y luego de ser abandonado por su padrastro, Billy viajó a Nuevo México, donde encontró trabajo en el rancho de John Tunstall y Alexander McSween.

En este escenario, se produjo la Guerra del Condado de Lincoln. Esta pugna se dio entre dos grupos: Uno encabezado por Tunstall -a quien Billy consideraba un padre-, McSween y John Chisum; y, de otro, el Ring of Santa Fe liderado por L.G. Murphy. Este último grupo contrató al Sheriff Brady para que asesinara a Tunstall. Poco tiempo después, Billy The Kid se vengaría asesinando a Brady y a su ayudante.

Se dice que el famoso pistolero del oeste acabó con la vida de 21 personas y que ennumeraba a cada una de ellas. No obstante, lo cierto es que sólo se ha podido demostrar el homicidio de 4 de ellos: Dos en defensa propia y dos guardias al fugar de prisión -suceso ocurrido el 09 de abril de 1881-. Los 17 restantes murieron en tiroteos donde Billy participó secundado por diversos bandoleros por lo que se hace difícil determinar quién ocasionó las muertes que se le atribuyen.

Tres meses después de su fuga, de forma precisa el 14 de julio de 1881, Billy The Kid fue asesinado por el Sheriff Patt Garret. Se han tejido muchas versiones sobre este suceso, incluso hay quienes afirman que Billy The Kid no murió ese día ya que creen que escapó y que falleció recién a los 90 años; sin embargo, el asesinato en manos de Garret es el relato más aceptado. Sea como fuese, Billy The Kid es uno de los personajes del viejo oeste más recordados e, incluso, admirados.

4. El indulto prometido

Para poner fin a la Guerra del Condado de Clinton, el Gobernador de Nuevo México, Lew Wallace, ofreció una amnistía a favor de todos los sobrevivientes de tal evento. En el caso de Billy The Kid, para ser indultado o perdonado de los diversos homicidios que se le atribuían, el Gobernador solicitó que declarase como testigo en otro juicio por asesinatos que estaba siendo ventilado. Según dice la leyenda, Billy The Kid testificó en dicho juicio pero el Gobernador no lo indultó. Todo lo contrario, lo arrestó; sin embargo Billy logró huir asesinando a dos guardias.

5. Lo siento Billy: Ni indulto ni perdón

Durante 8 años, el Gobernador de Nuevo México, Bill Richardson recibió varias solicitudes de indulto a favor de Billy The Kid. Todas ellas se basaron en el supuesto indulto ofrecido en 1881. Por esta razón, el Gobernador -quien confesó ser un amante de la historia- encomendó a la abogada Randi McGinn el estudio de la petición de indulgencia. Dicha letrada, quien recibió la ayuda de historiadores y aficionados, presentó la solicitud formal de indulto el 14 de diciembre de 2010.

Frente a los reclamos de los descendientes de los sheriff asesinados por Billy y pese a que la propuesta era apoyada por gran parte de la población, el 30 de diciembre, el Gobernador de Nuevo México -ciudad que promociona el tour “Billy The Kid territory“- decidió rechazar el indulto solicitado. Así, en el último día de su gobierno, Richardson apareció en la Cadena ABC informando su decisión:

“He decidido no indultarlo porque no se puede llegar a una conclusión y debido a la ambigüedad histórica acerca de por qué el gobernador Wallace renegó de su promesa (…) El romanticismo me inclinaba a otorgar el perdón, pero los hechos y las evidencias no lo sustentan, y como gobernador debo actuar con responsabilidad en el otorgamiento de indultos.”

No puedo creer que durante ocho años se recibiera gran cantidad de solicitudes de indulto a favor de The Kid y que el Gobierno de Nuevo México se prestase a esto. Sin embargo, así sucedió y la gracia póstuma solicitada a favor del famoso Billy fue descartada. Con mucha prudencia y razón, el 01 de enero de este año, la nueva gobernadora, Susana Martínez respondió si analizaría nuevamente la propuesta de la siguiente manera: “Tenemos muchas otras cosas en qué pensar”. Estoy de acuerdo y creo que, en general, el Poder Ejecutivo debe de alejarse de la administración de justicia pues la tramitación y concesión de gracias no es más que una intromisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s